¿Qué es la licencia de apertura y actividad?

Es una licencia municipal obligatoria para que en un local, nave u oficina se pueda ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios. Consiste en un documento que acredita el cumplimiento de las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad.
La licencia de apertura o actividad se concede al dueño de un negocio para el desarrollo de una actividad determinada. Deberá renovarse cada vez que cambie la actividad desarrollada en el local, que haya modificaciones en el mismo o que cambien los propietarios del negocio, por ejemplo en caso de traspaso.

Conoce bien los requisitos de tu actividad

A la hora de buscar un local, nave u oficina para tu negocio, debes tener siempre presente su adecuación a los requisitos exigidos para el tipo de actividad a desarrollar.
Para evitar costes inesperados, en CEDITECT nos aseguramos y ocupamos de que el local cumple todos los requisitos antes de cerrar la compra o alquiler. Es necesario comprobarlos incluso si en el local ya se ejercía esa actividad, ya que la normativa cada vez es más exigente y los locales con licencias de apertura antiguas muchas veces no cumplen la normativa actual, que es la que exigirá el Ayuntamiento para dar su aprobación.

¿Qué tipos de licencias de actividad existen?

Existen dos tipos de licencias en función del grado de molestias, daños y riesgos a personas de la actividad a desarrollar:

  • Actividades inocuas: son aquellas que no generan molestias significativas, impacto medioambiental (salubridad, higiene), daños a bienes públicos o privados ni riesgo para bienes o personas. Se consideran actividades inocuas muchos pequeños comercios como tiendas de moda o de productos de alimentación no perecederos, así como pequeñas oficinas para la prestación de servicios diversos.

  • Actividades calificadas: son aquellas consideradas como molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas (hostelería, actividades industriales, determinados comercios y servicios) y que requieren adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad y/o medioambientales. Muchas de ellas sólo se pueden realizar en suelo industrial.

Contacto

Nombre:

Correo electrónico:

Teléfono:

Dirección, código postal y población:

Mensaje:


¿Es necesario un informe o un proyecto técnico?

Las actividades inocuas tienen un procedimiento de legalización más sencillo, con menores requisitos y costes asociados. Según la Llei 16/2015, son actividades sometidas a régimen de declaración de responsable, y en las mismas hará falta presentar un certificado técnico conforme el local cumple las condiciones mínimas, sobre todo en cuanto a protección contra incendios, ventilación y accesibilidad. Cabe la posibilidad de que se puedan pedir planos justificativos del local realizados por un profesional.

En el caso de las actividades calificadas es necesario aportar un proyecto técnico, más completo que permita emitir los correspondientes informes municipales, que variarán según las características y dimensión del negocio (informes urbanísticos, industriales, sanitarios, medioambientales o jurídicos). En este caso habrá que comprobar si se trata de un régimen de comunicación, en el que se realiza un proyecto conforme el local cumple con las condiciones mínimas exigidas por la normativa, o bien de una licencia ambiental, consistente en un proyecto mucho más complejo en cuanto a redacción y tiempos de ejecución.
Previo al proyecto de actividad y para poder satisfacer todos los puntos solicitados por la normativa vigente, probablemente haya la necesidad de ejecución de reformas y obras. Para ello será necesario pedir el permiso o licencia de obras al Ayuntamiento, que en función de las dimensiones deberá ir acompañado de un proyecto justificativo.
El proyecto debe contemplar todas las características del establecimiento y de la actividad a desarrollar: planos de ubicación y distribución, dimensiones, reformas a realizar, instalaciones y cumplimiento de las normas aplicables.
Según el tipo de actividad a desarrollar será imprescindible aportar documentación anexa como puede ser el Proyecto Eléctrico (legalización de las instalaciones de Baja Tensión) o Estudio Acústico.

En ocasiones, para actividades molestas, suele ser necesario el permiso de la Comunidad de vecinos.
En CEDITECT somos profesionales acreditados para realizar este tipo de proyectos técnicos y tramitar y gestionar toda la documentación.

Coste de la licencia de apertura y actividad

El coste de la licencia de apertura tiene dos componentes:

  • Coste del informe o proyecto técnico de actividad: dependerá de la complejidad del proyecto a realizar. Hay que tener en cuenta la posibilidad del Proyecto Eléctrico y del Estudio Acústico. Además, en caso de licencias ambientales será imprescindible la inspección por parte de una Entidad de Control Ambiental.

  • Tasas del Ayuntamiento: se calculan para cada local teniendo en cuenta tres factores: relevancia comercial de la calle, tamaño del local (superficie) y tipo de actividad. Las tasas son lógicamente mayores para actividades calificadas y cuanto más relevante sea una calle y más grande el local. Según el Ayuntamiento las tasas varían.

En caso de ser necesarias obras:

  • Coste del proyecto de obras: dependerá de la complejidad del proyecto a realizar. Incluirá Dirección de Obras y documentación necesaria en materia de Seguridad y Salud.

  • Tasas del Ayuntamiento: se calculan según el Presupuesto de Ejecución Material de las obras. Según el Ayuntamiento las tasas varían.

Solicitud de la licencia de apertura y actividad

Contáctanos

Contacta con nosotros telefónicamente (93 008 87 24), por email o mediante nuestro formulario de contacto para concertar la visita con uno de nuestros técnicos.

Visita

Toma de datos e inspección del local por parte de un técnico competente, para el estudio de las diferentes opciones y problemáticas que pueden surgir.

Proyecto técnico

Elaboración del informe o proyecto técnico de licencia de apertura, visado en el Colegio profesional de Barcelona y pago de tasas municipales correspondientes.

Solicitud

Presentación de la solicitud de licencia de apertura, junto con el proyecto técnico y el resguardo del abono de las tasas municipales, en el registro del Ayuntamiento.

El plazo de resolución depende de la carga de trabajo y del Ayuntamiento en cuestión. Por ello, quizás te interese empezar a funcionar una vez que hayas presentado la solicitud, práctica muy habitual que se ampara en el silencio administrativo, eso sí, habiéndote asegurado de que cumples todos los requisitos necesarios para tu actividad, ya que de lo contrario te verás obligado a cerrar o subsanar las deficiencias detectadas, pudiendo incluso tener que pagar alguna multa.